Lunes, 22 de Diciembre, 2014
Tamaño Texto
   

El Arte del Engastado

EL ARTE DEL ENGASTADO

El engastado es el arte de fijar las piedras preciosas en el metal de las joyas buscando que muestren su máxima belleza.

Una joya se caracteriza no solamente por los detalles de su diseño sino también por aquellos relacionados con su proceso de fabricación. Cuando adornamos una pieza de joyería con piedras preciosas perseguimos buscamos la armonía final de la joya, misión para la cual está preparado el engastador.

El conocimiento de las gemas y la elección de las mismas para el posterior engastado, es un trabajo minucioso en los que hace falta relacionar su color, tamaño, talla y pureza.

En una primera fase, el joyero artesano va a fabricar la joya sobre la base de un diseño, preparándola para los distintos tipos de engastado. En una segunda, es el engastador quien acomete su trabajo fijando las gemas por medio de la manipulación del metal que las rodea.

Existen numerosos tipos de engastado que varían en su apariencia y complejidad de ejecución, los más habituales son los que describimos brevemente a continuación:

Engastado en garra

La piedra es sujeta entre las patas que conforman la garra.

garra Sortija engastada con tres garras de patas redondas

Esta forma de engastado permite el máximo paso de luz a través de la piedra consiguiendo así un gran brillo. Es usado para muchos tipos de joyas pero en especial para engastar piedras en sortijas tipo solitario. Las garras tienen tres, cuatro o seis patas todas de similar apariencia y tamaño. Según la forma que tengan podemos encontrarnos con garras de patas planas, triangulares o redondas, lisas o convenientemente adornadas.

 

Engastado a granos

Para poder realizar este tipo de engastado se debe preparar la superficie a engastar con pequeños agujeros donde van a ir encajadas las piedras para que posteriormente el engastador levante parte del metal por medio de un buril para hacerlo recaer sobre la piedra. Cada porción del metal levantado recibe el nombre de grano y su número depende del diseño, complejidad y tipo de joya.

 

grano Sortija de los años 40 con diamantes engastados a granos

Para que un engastado a granos tenga buena calidad, los granos deben estar bien formados, deben tener todos el mismo tamaño y estar correctamente espaciados. Por otra parte, las tablas de las piedras estarán a la misma altura y permanecerán alineadas con el metal que las rodean que quedará liso y brillante.

Una forma de emplear este tipo de engastado es para realizar cuajados o pavés que son superficies de metal cubiertas totalmente de piedras de pequeño calibre.

 

Engastado en boquilla

Es el método más antiguo que se conoce para engastar. La piedra queda envuelta en una tira de fino metal que la rodea en todo su perímetro. Este tipo de engastado es muy seguro y protege las aristas de las piedras. Para aquellas redondas de no mucho diámetro utilizaríamos el término chatón. Está especialmente indicado para aquellas de especial fragilidad como por ejemplo el ópalo.boquilla

Si la boquilla no rodea totalmente todo el perímetro de la piedra por estar dividido en dos o más secciones nos encontraríamos con boquillas abiertas o medias boquillas. El engastado con boquillas es apropiado para personas con una vida activa y se utiliza para todo tipo de piezas como pendientes, collares, pulseras o anillos.

 Pulsera de 1924 con piedras engastadas en boquillas.

 

Engastado en carril

carrilCon esta técnica las piedras se engastan unas al lado de las otras formando una fila en el interior de un carril preparado especialmente para su sujeción.

 Cintillo engastado en carril.

Este tipo de engastado protege mucho las piedras ya que ninguna arista está expuesta a los golpes. Se utiliza preferentemente para piedras talla redonda como la talla brillante.

 

Engastado en calibrado

Las gemas están talladas especialmente para ser colocadas de forma continua sin dejar espacios y se sujetan por medio del metal circundante.

calibrado Sortija de zafiro con orla de diamantes calibrados

 

Engastado invisible

El engastado invisible conlleva la más complicada de las técnicas. Las piedras se posicionan de tal manera que el metal no es visible entre ellas de modo que proporcionan una superficie continua. En este engastado se realiza previamente a las piedras un pequeño canal justo por debajo del filetín para poder ser deslizadas por una guía posicionada por debajo que las mantiene en su lugar.

invisible Pendientes con rubíes con engastado invisible

Este tipo de engastado es apropiado para tallas princesa, esmeralda o baguette ya que pueden ser colocadas unas con otras sin dejar espacios. También se utiliza con piedras talladas especialmente para adaptarse a los huecos.

El engastado debe proveer comodidad y seguridad al portador de la joya y debe cuidarse el acabado para evitar filos o aristas vivas que dañen la piel o la ropa. Como resultado final tendremos una joya donde destacarán al máximo sus piedras y la apariencia del diseño en el metal precioso.


AddThis Social Bookmark Button

Linea Directa con el Asesor de Seguridad

¡ Haz tu consulta 24h !
Banner
antalya escortchip satışı, chip satisi chip satışı, chip satisielektronik sigara elektronik sigaraZenci PornoPorno